Fallos de Decoración para Eludir

Decorar un espacio es un proceso complejo. Entre la selección de muebles, el tono de pintura para las paredes, y el posicionamiento de arte. Hay cientos y cientos de pequeñas resoluciones que en conjunto forman el estilo del espacio perfecto. Por esto, el menor de los fallos puede tener un efecto sorprendentemente negativo en la decoración de tus espacios.
Si piensas en renovar alguno espacio, o bien darle a alguna habitación un look nuevo, prosigue leyendo. Este artículo es para ti, a fin de que evites estos pequeños fallos. Hemos creado una lista con los fallos más habituales al instante de decorar y de qué manera solventarlos.

seis Primordiales fallos de decoración que debes evitar:

1. Alfombras pequeñísimas
Las alfombras son ese elemento clave que agrupa y convierte absolutamente los espacios. Además de esto crea ese punto de atención en un cuarto. No obstante, lograr la alfombra con el tamaño indicado puede ser una labor bastante difícil. Uno de los mayores fallos al instante de diseñar los interiores es seleccionar una alfombra con un tamaño pequeñísimo respecto a su espacio. La alfombra de la sala debe cubrir prácticamente todo el perímetro cerca de esta. Una alfombra más pequeña hace que el espacio se sienta reducido y desorganizado.
Las salas prácticamente siempre y en todo momento precisan una alfombra con un tamaño de ocho x 10 pies, si no ocho x 12.  El tamaño de cuatro x seis pies es más indicado para la cocina, a la vera de la cama, o bien para la entrada.

dos. Mala iluminación
La iluminación es un aspecto esencial al instante de diseñar cualquier espacio. Ya antes de comenzar a seleccionar y adquirir muebles, es esencial meditar en las actividades que se marchan a efectuar en él. Además de esto, la iluminación es lo que le dase el tono, el mood, y la profundidad a los espacios, de ahí que siempre y en todo momento es conveniente el empleo de dimmers, y que las luces procedan de distintos puntos y a diferentes alturas, como lámparas de pie y lámparas de mesa. Asimismo no es conveniente usar  luces blancas o bien neón, y decantarse por una iluminación más cálida.
Además de esto, siempre y en todo momento es esencial tener en cuenta la luz natural, cuanto más ocasión tengamos de emplearla, mejor. Puedes aumentar al máximo tu espacio poniendo ciertos espéculos en las paredes opuestas a tus ventanas para reflejar y acrecentar la luz. Busca persianas y cortinas traslúcidas que no bloqueen por completo la luz. Si tienes pocas ventanas, mantén tu decoración y piezas primordiales en colores claros y neutros para hacer tu espacio más claro y refulgente.

tres. Piezas de arte mal situadas
No solo es suficiente con hallar el cuadro o bien la  pieza de arte  indicada para tu espacio. Es esencial que las piezas de arte estén posicionadas y  se cuelguen a la altura adecuada. En tanto que, de otro modo, lo que pudo haber sido una pieza sorprendente se transforma en una distracción.
El truco es el siguiente: el cuadro ha de estar posicionado a la altura de nuestros ojos, y que el centro de la pieza quede a unos 55-60 pulgadas del piso.

cuatro. Muebles al ras de la pared
Por alguna razón, las personas tienden a arrimar los muebles al ras de la pared, puesto que aparentemente hace que las estancias se sientan más espaciosas. No obstante, esto es incorrecto, puesto que lo que queda es un espacio central absolutamente vacío. La forma más lógica de repartir el espacio es a trabajando en pequeños conjuntos.  Esta solución depende de de qué manera sea tu espacio y los elementos que precisas en él.
Te invitamos a que reúnas los muebles creando entornos en un mismo lugar, esto es, si tu estancia te lo deja, pone el sofá en el centro y a su alrededor, compleméntalo con algún sillón o bien puf para crear un entorno que invite a pasar agradables instantes de hablas y desconexión.

cinco. Falta de planificación, malas proporciones
Uno de los fallos más cometidos es la carencia de planificación al instante de diseñar un interior. No se puede confiar en el ojo para medir un espacio, es indispensable  tener cada una de las dimensiones de cada una de las piezas para entonces trabajar en un plan. Por esto, no adquieras una pieza solo pues te agrada, es esencial estimar el volumen de todo el espacio, cada rincón.
Al instante de planear, la escala y la proporción de los elementos van a ser la clave para diseñar un espacio increíble. Si todo es del mismo tamaño, así sea demasiado grande o bien demasiado pequeño, el espacio se va a ver sobrecargado.
El truco más simple para eludir este inconveniente es el siguiente: meditar en el espacio como una urbe. Ir diseñando la urbe con una combinación de diferentes alturas y proporciones.  Fíjate en cualquier paisaje urbano y te vas a dar cuenta que hay una combinación y una mezcla intrigante de escalas y formas, eso es lo que deseas conseguir en tus espacios.

seis. Sobrecarga de accesorios
Al instante de decorar es esencial ser sumamente selectivo con los accesorios elegidos, puesto que una sobrecarga de estos puede resultar en una horrible  sensación de pesadez en el espacio. Aconsejamos que los detalles y accesorios sean piezas esenciales y significativas. Además de esto, cerciórate de que estas cambian en textura y en color. Por alguna razón, los artículos que verdaderamente nos chiflan se ven realmente bien juntos, al opuesto a esas piezas que uno adquiere sin meditar solo por el mero hecho de atestar un espacio.
Un aspecto conveniente de la decoración, es que esta no es estática. Con lo que cada cierto tiempo puedes ir rotando estos accesorios y detalles a fin de que siempre y en todo momento tengas un entorno renovado y fresco.

Tal vez te interesen estas entradas